Teletrabajo y salud visual

Los ojos es uno de los sentidos más delicados, por lo que un ligero golpe o rasguño en ellos, o quizá un poco de polvo pueden ocasionarles daño, irritación y malestar. Pero, también exponerlos mucho tiempo a una pantalla o monitor puede traer consecuencias negativas. La pandemia causada por el coronavirus ha dado la vuelta a un montón de esquemas que teníamos en nuestra vida cotidiana, entre ellos el trabajo. Miles de personas se han visto obligadas a trasladar la oficina a sus hogares durante el confinamiento y la mayoría de ellas seguirá en esta misma situación incluso cuando finalice el estado de emergencia.

Esta situación ha significado el aumento del número de horas frente a las pantallas, no solo de las computadoras, sino también frente a los celulares o el televisor. Esto, bien sea para distraerse viendo películas, ver y escuchar a nuestros familiares o capacitarse con cursos online.

Exponer la vista de esa forma a las pantallas puede afectarte, generando síntomas como visión borrosa, fatiga de la vista, enrojecimiento de los ojos, así como dolores de cabeza, de cuello y cansancio, entre otros. Por eso, es importante que cuides tu salud visual con estas recomendaciones que tenemos para ti:

  • Ilumina tu espacio adecuadamente. La visión humana está concebida para trabajar en espacios abiertos. Hacerlo en recintos cerrados durante demasiadas horas incrementa el esfuerzo que nuestro complejo sistema visual debe hacer para ver correctamente a corta y media distancia, lo que a su vez repercute en mayor fatiga visual. Una buena iluminación sin reflejos sobre la pantalla por el exceso de luz protege tu salud visual y previene la fatiga ocular. También, por las noches, evita estar al frente de una pantalla con las luces apagadas.
  •  Pantalla de calidad y debidamente ajustada. Buena parte de los teletrabajadores emplean las computadoras facilitados por su empresa para desarrollar su trabajo en casa. No obstante, en ocasiones otros recurren a las que tengan en casa para uso ocasional, circunstancia que aumenta la probabilidad de que no estén configurados de manera óptima. Ajusta el brillo y el contraste para evitar el deslumbramiento y que la retina reciba un impacto lumínico demasiado intenso. Por otro lado, hay que hacer que el contraste sea adecuado para ver las letras y las formas nítidamente, sin bordes difusos o dobles, pero que no sea excesivo para evitar la fatiga visual.Finalmente, hay que usar la resolución con el tamaño adecuado para una lectura confortable que podamos llevar a cabo sin necesidad de acercarnos o forzar la vista. Hay que tener en cuenta que a partir de los 40 años es muy posible que necesitemos un tamaño de letra mayor.
  •  Lubrica y ejercita tus ojos. Es importante que tus ojos siempre estén lubricados. Frente a las pantallas, nuestros ojos tienden a realizar menos parpadeos.  Para ello, parpadea continuamente de 3 a 5 segundos, al menos siete veces al día. También, ejercítalos, mirando a ambos lados, de izquierda a derecha; de cerca y de lejos; y en círculos en rutinas de 10 repeticiones.
  • Postura y distancia correcta. El teletrabajo afecta la salud visual, pero también la postural, y resulta que ambas tienen relación. Verifica que tu postura sea la correcta, con la punta de la nariz encima de la pantalla de la computadora o laptop. También, al ver tu celular, mantenlo a una distancia de 30 a 40 centímetros de tus ojos; de 50 a 60 centímetros si estás frente a la laptop o al monitor de tu PC; y dos (2) metros si estás frente al televisor.
  • Consume vitaminas. Los alimentos ricos en vitamina A contribuyen a la salud de tus ojos. La zanahoria, por ejemplo, contiene betacaroteno, que previene las cataratas y la disminución de la visión. También puedes encontrar esta vitamina en el brócoli, camote, papas o espinacas. No olvides el consumo de frejoles, nueces y mariscos, alimentos ricos en zinc, pues ayudan a que tu sistema inmunológico absorba más vitamina A.
  •  Descansa tu vista. Evita la fatiga visual provocada por una exposición prolongada a las pantallas. Lo mejor es aplicar la regla 20x20x20, es decir, tomar una pausa visual cada 20 minutos, mirando un objeto alejado a 6 metros (20 pies) por un mínimo de 20 segundos. Esto relaja la vista.

En caso sientas tus ojos secos, con ardor, irritación o inflamación por tiempo prologando, es mejor que consultes a tu médico.