Signos de alarma durante el embarazo ¿Cuándo acudir a emergencia?

Lo habitual es que el embarazo transcurra sin complicaciones, pero como proceso natural también existen ciertas situaciones de riesgo que debemos conocer para poder acudir responsablemente a nuestro centro de salud y controlarlas. 

¿Cuándo debes preocuparte y acudir a emergencia?

Si durante tu embarazo observas o notas algunos de estos signos de alarma debes inmediatamente a emergencia:

Hinchazón de pie, manos y cara, dolor intenso de cabeza, visión borrosa o zumbido de oídos: Puede asociado a la hipertensión y preeclampsia. Es una condición que suele aparecer en un 10% de los embarazos que puede ser detectada con análisis regulares.

Ardor al orinar:  Dolor o ardor podría ser una señal de infección urinaria.

Pérdida de líquido: Si pierdes líquido incoloro con un olor característico a lejía debes colocarte un paño intimo o protector y acudir a la emergencia.

Sangrado vaginal: Se puede presentar en cualquier momento del embarazo. Al evidenciar manchas, sangrado o una hemorragia acudir a emergencia.

Fiebre y escalofríos: Temperatura de 38°C a más.

Disminución o ausencia de movimientos del bebé: Todos los bebés se mueven a su propio ritmo, pero si sientes que ha disminuido o no hay movimientos y a pesar de estimular sus movimientos no se logra respuesta, es importante acudir a la emergencia.

Contracciones: Si presentas contracciones uterinas cada diez minutos durante al menos una hora, debes acudir a emergencia.

Náuseas y vómitos frecuentes que no ceden.

Dolor intenso en la boca del estómago.

Ten en cuenta que:

 Si luego de tu embarazo presentas algunas de estas señales de alarma: 

  • Sangrado rojo  o con mal olor 
  • Nauseas o vómitos 
  • Fiebre y escalofríos 
  • Desmayo o pérdida de conciencia 
  • Palidez de la piel 
  • Dolor intenso de cabeza, zumbido de oídos o visión borrosa 
  • Dolor y/o enrojecimiento de mamas 
  • Cicatriz roja o con secreción, en caso de cesárea 

Debes acercarte al complejo hospitalario para ser atendidos por los especialistas de forma inmediata.

Lleva un embarazo saludable desde casa

Una maternidad saludable también dependerá de los cuidados que se tengan así misma ¿cómo?

1. Cuida tu alimentación:

Incluye en tu dieta más proteínas, hierro, calcio y ácido fólico que antes del embarazo.

2. Realiza actividad física:

Es recomendable realizar actividades simples como caminar, bailar.

Con la actividad física ayudamos a reducir los riesgos de sufrir algunas complicaciones como la preeclampsia (hipertensión en el embarazo) o la diabetes gestacional (nivel elevado de azúcar en la sangre), los dolores de espalda, los calambres e hinchazón y el estreñimiento.

3. No consumas alcohol ni fumes:

Fumar durante el embarazo representa riesgos para ti y el futuro bebé. Aumenta las posibilidades de que nazca antes de tiempo o con bajo peso. Es recomendable igualmente evitar entornos en los que se fume.

Por otro lado, si bebes alcohol, éste pasa al torrente sanguíneo del bebé y también le afecta negativamente a medida que se desarrolla dentro del útero. Si el consumo es habitual, pueden presentarse complicaciones obstétricas.

CLL signos de alarma - recomendacion