¿Qué hacer ante una quemadura en casa?

Una quemadura es un daño de los tejidos como resultado del contacto con agua hirviendo, la sobreexposición al sol u otra radiación, el contacto con llamas, sustancias químicas o electricidad, o la inhalación de humo.

¿Qué debemos observar en una quemadura?

Hay que saber cuál es la causa (fuego, líquidos calientes, productos químicos, electricidad). También en que zona del cuerpo ha sido, que superficie del total de la piel y como es de profunda.

Las quemaduras se clasifican en:

  • 1º grado: son las superficiales. Hay enrojecimiento, dolor si se tocan y algo de inflamación. Las más comunes son las que causa el sol y los pequeños accidentes domésticos por tocar objetos calientes. Suelen curar bien.
  • 2º grado: son más profundas. Hay enrojecimiento y ampollas. Son muy dolorosas.
  • 3º grado: afectan a todas las capas de la piel. Se pierde la sensación de dolor por afectación de los nervios. Pueden ser de color negro o blanquecino. Son las más graves.

¿Cómo actuar?

1. Separa la causa de la quemadura (agua caliente, producto químico, fuego...). En caso de ser por electricidad, asegúrate desconectar la corriente.

2. Quita la ropa que cubra o rodee la quemadura. También anillos, pulseras o relojes, que pueden comprimir y retener calor. No intentes retirar la ropa que esté pegada a la piel o en caso de ser muy extensas.

3. Lava la zona con agua corriente de 10 a 50 minutos. Evita el agua excesivamente fría.

4. Cubre la quemadura con un paño limpio y seco. Abriga en caso de quemaduras extensas para conservar la temperatura corporal.

5. No uses remedios caseros (vinagre, aceite, pasta de dientes, tomate, café, etc.). Aunque logres aliviar momentáneamente el dolor, pueden ser perjudiciales para la cicatrización posterior.

6. No romper o drenar las ampollas, pues eso facilita la entrada de gérmenes.

7. Las quemaduras extensas (>5%), profundas (2º y 3º grado) o en localizaciones de riesgo (cara, articulaciones, etc.) deben ser tratadas por personal sanitario.

¿Qué no se debe hacer?

  • No aplicar hielo en la zona afectada.
  • No aplicar cremas ni aceite.

En caso de que la quemadura sea extensa, es decir, supere los 15 centímetros (más de una palma de la mano), se recomienda cubrir la zona afectada con un paño limpio y acudir directamente al servicio de salud más cercano para ser asistido de manera urgente.

¿Cómo evitar quemaduras en casa?

  • Coloca en lo posible protecciones alrededor de aquellos objetos que se encuentran calientes y que resultan accesibles.
  • Selecciona y utiliza objetos provistos de elementos de agarre aislante (mangos, asas, etc.), en buen estado.
  • Utilizar guantes o manoplas aislantes para mover objetos calientes o manipular dentro de un horno encendido.
  • Evitar las salpicaduras, usando cubiertas o tapaderas mientras se cocinan los alimentos.
  • Los mangos de sartenes, cacerolas y pucheros no deben sobresalir del mueble de cocina.
  • Aleja a los niños de la cocina y zona de planchar.
  • Sitúa los objetos calientes o con llama viva fuera del alcance de los niños.
  • Impide que los niños jueguen con cerillas y mecheros.

 

La mayoría de las quemaduras producidas en la casa, y que en muchas de las ocasiones es protagonizada por niños menores, se dan por quemaduras con líquidos calientes (escaldaduras) y por contacto directo con el fuego. 

Los percances de esta índole generalmente ocurren en la cocina y en la mayoría de los casos se pueden evitar tomando todos los recaudos como mantener alejados a los más pequeños del fuego, no dejarlos en la cocina sin la supervisión de un adulto, hacer uso de las hornillas posteriores de la cocina y mantener hacia adentro los mangos o asas de las ollas y sartenes, entre otras medidas.