¿Qué hacemos por nuestros pacientes con TBC?

La tuberculosis es una enfermedad infectocontagiosa, prevenible y curable causada por una bacteria denominada Mycobacterium tuberculosis, la cual puede atacar cualquier parte del cuerpo, como el cerebro, la columna vertebral, etc., pero generalmente afecta a los pulmones.

 

¿Qué hacemos por nuestros pacientes?

Para la prevención y tratamiento de pacientes con tuberculosis contamos con la estrategia sanitaria nacional de prevención y control de tuberculosis ESN-PCT, más conocido con PCT, en donde brindamos una atención multidisciplinaria no solo al paciente sino también a su familia. Además de realizar las captaciones de posibles pacientes que tengan indicadores de tener esta enfermedad.

Lucía Mendoza, responsable del programa, resalta el trabajo en equipo que se tienen con otros servicios como nutrición, psicología, trabajo social y la parte médica, abarcando así los aspectos de salud, social y emocional del paciente.

 ¿Cómo llegan al programa?

Todo paciente detectado por el médico de familia o dentro del programa de pacientes crónicos con tos más de 15 días se les deriva a una consulta con el equipo de PCT para realizarle un descarte de TBC.

Como nos lo cuenta Lucía: “Las licenciadas realizan una entrevista al paciente donde recopilan toda la información necesaria como antecedentes personales y familiares, o si el paciente padece de alguna comorbilidad, entre otros. Luego de ello, se le orienta sobre una adecuada recopilación de muestra de esputo, deben ser en dos días consecutivos, por ejemplo”.

El equipo de enfermería es el responsable de poder explicarle al paciente su situación, de qué se trata esta enfermedad, cómo afrontarla y que tome conciencia de la importancia de iniciar su tratamiento para una recuperación pronta. “Le explicamos que esta enfermedad tiene cura y que todo depende mucho de que la persona ponga de su parte, si viene acompañado (lo ideal) es orientarle para que sepan cómo tienen que ser el soporte emocional. También se les hace un descarte a todos los miembros de la familia que conviven con el paciente”, señala Lucía.

 

Tratamiento

Después de la entrevista de enfermería en el paciente con bk positivo, se les orienta y explica cómo será el tratamiento de acuerdo a lo que se establece en la norma técnica. Si el paciente pesa más de 50kg se inicia con la dosis completa, si es menor a 50 kg se le fracciona.

Estos medicamentos ayudarán a que el paciente pueda ir eliminando el bacilo poco a poco pero esto se logra en un tratamiento continuo mínimo de 6 meses que puede durar más tiempo dependiendo la evolución de cada paciente.

Para la efectividad del tratamiento, nuestro equipo supervisa a diario la toma de medicamentos de los pacientes. Contamos con dos turnos: los de primera fase que son aquellos que recién inician el tratamiento y los de la tarde, segunda fase, pacientes que están avanzando con su recuperación.  Lucía resalta: “Intentamos reforzar la importancia del tratamiento para aquellos pacientes que dejan de venir, los llamamos y monitoreamos para que no se descuiden”.

 

Con el apoyo del médico del programa se realiza la evaluación mensual del paciente para ver su mejoría, se vuelve a realizar periódicamente la prueba de esputo o a través de una radiografía torácica para ver si el bacilo sigue intacto, ha aumentado o disminuido.

Lucía destaca algunas características del programa y el equipo multidisciplinario:

  • El equipo busca integrar a los pacientes y crear un ambiente de familia para que se sientan más motivados a sobrellevar su tratamiento y sigan correctamente las indicaciones dadas por ellos.
  • Se cuenta con ambientes amplios y ventilados para la atención necesaria de los pacientes.
  • Los pacientes nos conocen, hacemos que día a día ellos sean parte del programa y que sientan que nos preocupamos por ellos. Somos una familia.

 

Nuestro equipo habla: 

 Programa TB - imagen-01