Primeros auxilios ¿Qué hacer?

Los primeros auxilios son el conjunto de actuaciones y técnicas que permiten la atención inmediata de una persona accidentada hasta que llegue la asistencia médica. Conocer lo esencial con relación a los primeros auxilios puede ayudar a salvar una vida y a que no corramos riesgos mientras asistimos a una persona. Puede que nuestra intención de ayudar sea buena, pero si vamos a correr un riesgo o existe la posibilidad de poner en riesgo a la persona que queremos ayudar es mejor no actuar.

Ante una posible emergencia se debe seguir una secuencia que se conoce como soporte vital básico. El objetivo de la atención de los primeros auxilios es:

  • Mantener vivo al accidentado.
  • Evitar nuevas lesiones o complicaciones.
  • Poner al accidentado lo antes posible en manos de servicios médicos.
  • Aliviar el dolor.
  • Evitar infecciones o lesiones secundarias.

 

Por ello es vital actuar secuencialmente y tener en cuenta el PAS: 

PAS

 

PROTEGER: debemos asegurarnos que tanto la persona accidentada como nosotros mismos estemos fuera de todo peligro. Valorar si se puede atender a la persona accidentada en el lugar o trasladarla para alejarla del peligro.

AVISAR: El número de emergencia para comunicarse desde cualquier operador telefónico con el Instituto Nacional de Defensa Civil de Perú (Indeci) e informar sobre situaciones de desastre es el 115.

SOCORRER: conservar la calma. Hay que:

  • Reconocer los signos vitales de consciencia y respiración.
  • No mover a la persona accidentada, salvo exista un peligro inminente.
  • Tranquilizarla y mantenerla caliente.
  • No dar comida, bebida ni medicamentos.
  • Facilitar llegada de los servicios de emergencia.

¿Cuáles son las técnicas básicas de primeros auxilios?

Sería ideal que todas las personas conozcan las técnicas básicas de primeros auxilios, para que así puedan prestar la ayuda adecuada mientras llega la asistencia médica. Después de todo, se trata de situaciones imprevistas que pueden poner en riesgo la vida de una persona, o de muchas, por lo que cada segundo cuenta.

Las que se enumeran a continuación, deberían formar parte de la lista que todos deberíamos aprender en algún momento:

Reanimación cardiopulmonar (RCP)

La reanimación pulmonar o cardiorrespiratoria, consiste en mantener la sangre oxigenada y circulando hasta el cerebro, las extremidades inferiores y el resto del cuerpo.

Esto es importantísimo, porque de lo contrario, al no recibir el cerebro irrigación sanguínea oxigenada, puede dañarse irreversiblemente.

La técnica de RCP usando solo manos se efectúa con los siguientes pasos:

  • Se debe comprimir fuerte y rápido en el centro con ambas manos generando 100 a 120 compresiones por minuto.
  • Repetir estos pasos el tiempo que sea necesario.
  • Si el herido ha dejado de respirar, el RCP mantendrá su sangre circulando hasta que llegue la ayuda médica.

Maniobra Heimlich

Esta técnica se usa para casos de atragantamientos y asfixias. Se realiza de la siguiente manera:

  • Rodea la cintura de la persona que se está asfixiando con tus brazos y sujeta tus manos por delante firmemente, en forma de puño
  • Coloca tus manos en forma de puño entre el ombligo y la parte baja de las costillas, cuidando que los pulgares estén hacia dentro, es decir, tocando a la persona
  • Presiona hacia dentro y hacia afuera
  • Repite la presión hasta que el objeto que obstruye la respiración salga

La falta de oxígeno por más de 5 minutos, puede provocar la muerte. La maniobra Heimlich ha salvado vidas.

¿Qué aplicar en caso de quemaduras?

En este tipo de situaciones, el primer auxilio que se le puede prestar al herido es retirar la causa por la que se quema.

Luego, se debe refrescar la zona con agua fría y mantenerla húmeda. Para esto, se puede mojar una toalla o algún otro pedazo de tela limpio y envolver suavemente la zona para aliviar el dolor, hasta que llegue la asistencia médica.

En casos de electrocución:

  • Desconectar la fuente de corriente antes de dar atención de primeros auxilios
  • Si no es posible cortar el fluido eléctrico pararse en una superficie seca de caucho o madera.
  • Retirar al accidentado de la fuente eléctrica con un objeto de madera o plástico. Evita tocarlo directamente.
  • No tocar al accidentado con las manos porque se recibiría la descarga eléctrica.
  • Valorar la respiración y pulso; si no están presentes practicar la reanimación cardiopulmonar.

Crisis epiléptica

  • Mantener la calma y medir la duración de la convulsión.
  • • Retirar objetos peligrosos y proteger al paciente.
  • • Poner a la persona de costado, lo más cómoda posible.
  • • No introducir objetos en la boca, ni intentar abrírsela.
  • • Proteger la cabeza. No sujetar a la persona ni intentar detener sus movimientos. No dar agua ni alimentos.

       Si la convulsión dura más de 5 minutos llama a emergencia 106 SAMU.

Recuerda que, luego de los primeros auxilios, lo más importante es alertar. Por eso siempre hay que tener a la mano los números de emergencia.