PCT: Programa Contra la Tuberculosis ¡Conócelo!

Aunque la TB es una enfermedad curable, son muchos los pacientes que abandonan el tratamiento por una serie de razones, desde la falta de apoyo familiar hasta el desinterés de su propia salud. En Lima se concentra más del 60% de la población infectada con tuberculosis simple y el 88% con TB-XDR, su variante extremadamente resistente.

Con la llegada de la pandemia se tuvieron que crear nuevas estrategias para la atención de estos pacientes y continúen con su tratamiento. En nuestro Programa Contra la Tuberculosis (PCT) se elaboraron nuevas formas de atención para los 75 pacientes con los que se cuenta actualmente.

 

Programa Contra la Tuberculosis del Policlínico

Ante la declaración del estado de emergencia y cuarentena en marzo del 2020, nuestros pacientes debían continuar con el cumplimiento del tratamiento indicado según la fase en la que se encontraban y sin interrupciones.

Por lo que se elaboró un Proceso de Teleasistencia cuyo objetivo principal era brindar continuidad asistencial en el monitoreo, seguimiento y tratamiento de los pacientes con infección por tuberculosis. Con este proceso se implementaron aplicativos informáticos para el personal del área puedan comunicarse vía telefónica con los pacientes de manera diaria y verificar el cumplimiento del tratamiento en casa comunicándose con el mismo paciente, en caso se pueda hacer responsable de su propio tratamiento o con el apoderado o responsable del paciente.

Así mismo se tomó como estrategia la entrega de tratamiento a familiares responsables para no exponer a los pacientes a salir de sus casas. La entrega del tratamiento ya no sería de manera diaria sino por 15 días con el fin de cuidar a los pacientes.

Se continúa captando sintomáticos respiratorios, realizando las muestras de esputo, toma de exámenes de laboratorio de control y toma de rayos X para ingresos, control, cambios de fase y altas. De igual manera se coordina con psicología y nutrición para el seguimiento de los pacientes del programa.

 

Desistimiento al tratamiento

Inclusive antes de la pandemia se contaba con pacientes que por motivos netamente personales abandonaban el tratamiento por un periodo de tiempo, se les realizaba el seguimiento y luego retornaban al programa y reiniciaban.

Desde el inicio de la pandemia se ha tenido pocos pacientes con abandono de tratamiento, exactamente cuatro. Si bien es cierto, el seguimiento se puede realizar , dependerá del paciente el retornar y el apoyo de la familia para que también puedan sentirse respaldados.

 

Apoyo emocional de la familia

El entorno afectivo y social (conyugue o compañero(a), hijos, miembros de la familia o parientes, amigos, vecinos), que rodea al paciente influye sobre las decisiones que tomará con respecto al cumplimiento del tratamiento de la enfermedad. El apoyo afectivo es esencial ya que permite acompañar al paciente en el curso de la enfermedad, evitando pensamientos de negatividad y baja autoestima.

De manera errónea lamentablemente se estigmatiza a las personas que padecen TBC, por lo que ello los afecta emocionalmente, si a ello sumamos la pandemia actual, lo cual incrementa el riesgo de padecer trastornos emocionales como ansiedad y miedo.  Ante esta realidad, vivida en el mundo entero que afecta la calidad de vida de la persona enferma con tuberculosis el apoyo socioemocional puede aliviar las angustias de los pacientes. Según la OMS tienen alta posibilidad de recuperarse cuando en su alrededor están personas que brindan afecto, seguridad y confianza.

“Nosotros como Programa de TBC estamos comprometidos con nuestros pacientes para que puedan continuar con el tratamiento, brindando el apoyo emocional a los pacientes y familiares”.