El dengue mata ¡Mata al zancudo!

¿Qué es el dengue?

El dengue es una infección vírica transmitida por mosquitos Aedes Aegypti que ocurre en zonas tropicales y subtropicales del mundo. 

Millones de casos de infección por dengue ocurren anualmente en todo el mundo. El dengue es más frecuente en el sudeste asiático y las islas del Pacífico occidental, pero la enfermedad ha aumentado rápidamente en América Latina y el Caribe. La tasa de letalidad en el Perú es de 0.06 muertes por cada 100 casos, según lo señala el Ministerio de Salud.

El dengue se produce a causa de cualquiera de los cuatro tipos de virus del dengue transmitidos por mosquitos que proliferan dentro de las viviendas humanas y en sus alrededores. Cuando un mosquito pica a una persona infectada con un virus del dengue, este ingresa al insecto. Cuando el mosquito infectado luego pica a otra persona, el virus entra en el torrente sanguíneo de esa persona y la contagia.

Síntomas

Los síntomas se presentan, por lo general, entre cuatro y siete días después de la picadura de un mosquito infectado. Puede provocar fiebre alta de 40 °C y, por lo menos, dos de los síntomas que se indican a continuación:

  • Erupción cutánea (sarpullido)
  • Dolor de cabeza
  • Dolor en los músculos y articulaciones
  • Dolor detrás de los ojos

Si se manifestaran estos síntomas o alguno de ellos, no hay que automedicarse, puede ser que sea dengue. Acudamos al establecimiento de salud más cercano a nuestro domicilio para recibir atención inmediata. Recordemos que los síntomas se presentan, por lo general, entre 4 y 7 días después de la picadura de un mosquito infectado.

Prevención

La mejor prevención es reducir el hábitat del mosquito en zonas donde el dengue es frecuente. Ante ello es importante tomar en cuenta estas recomendaciones para reducir el riego de picaduras de mosquitos:

  • Lava, escobilla o voltea los recipientes donde almacenas agua.
  • Tapa herméticamente los recipientes donde almacenas agua, asegurándote de no dejar ningún espacio abierto para el ingreso del zancudo.
  • Elimina todos los objetos que no usas y que pueden almacenar agua, como: baldes, chapitas, tapas, zapatos viejos, llantas, botellas, etc. Que pueden convertirse en criadero del zancudo que transmite el dengue.
  • Si tienes maceteros o plantas acuáticas, lava al menos cada dos días sus recipientes, para evitar la formación de criaderos del zancudo en esos objetos.