¿Cuándo usar alcohol en gel?

Las manos constituyen una de las principales vías de transmisión de gérmenes, por ello, es de vital importancia conocer la manera adecuada de higienizarlas con agua y jabón o alcohol en gel, si no se puede realizar el primer procedimiento.

En épocas como las que nos encontramos donde existe mucho temor de contagiarnos por la Covid19, los alcoholes en gel o llamados también desinfectante de manos, se han convertido en un producto de prevención transportable en todo momento.

Para la Organización Mundial de la Salud este producto puede ser líquida, en gel o espuma, que contienen alcohol y que están diseñados para aplicarse en las manos y así desactivar a los microorganismos y/o temporalmente suprimir su crecimiento. Usualmente, estos productos deberían tener una concentración de alcohol etílico o etanol entre el 60% y 80%, siendo la preparación más efectiva al 70%, para evitar posibles contagios del coronavirus, así lo señala el Ministerio de Salud (Minsa).

Así mismo es importante lavarse las manos a menudo utilizando agua y jabón, especialmente después de ir al baño, antes de comer y después de sonarse la nariz, toser o estornudar. Este lavado de manos debe durar por lo menos 20 segundos y el jabón debe cubrir las palmas y dorsos de las manos y entre los dedos, incluido el pulgar.

Entonces ¿cuándo hacer uso del alcohol en gel?

Algunas situaciones donde se debería usar son, por ejemplo, si una persona sale a hacer compras, debe llevarlo y ponérselo como medida temporal hasta llegar a casa y proceda a lavarse las manos con agua y jabón por 20 segundos. Otra es quienes utilizan el transporte público, estas personas deberían ponerse alcohol en gel después de usarlo.  

Recomendaciones para su uso:

- Si no hay agua y jabón disponibles, puedes utilizar alcohol en gel con las manos secas, sin polvo y que no estén visiblemente sucias.

- Coloca un poco de gel o solución y extiende el producto para impregnar la superficie de las manos en su totalidad.

- No lo utilices simultáneamente con jabón u otro antiséptico ya que puede presentarse inactivación.

- No uses papel o talla para secar el alcohol en gel.

- Evita aplicarte en zonas sensibles o dañadas de la piel, mucosas o heridas abiertas.

- No te frotes los ojos, nariz o boca. En caso de contacto accidental, lavar con abundante agua.

Te mostramos los pasos para realizar una correcta desinfección de manos: