¿Caída de cabello en cuarentena?

Desde que inició la pandemia, se ha manifestado con mayor intensidad signos de ansiedad, angustia, nerviosismo, confusión, miedo, culpa, estrés e incertidumbre no solo por la cuarentena y el hecho de permanecer en casa sino también por todo lo que conlleva el covid19 en la vida de cada persona: perder seres queridos, el desempleo, entre otros.

Si bien es cierto que vivimos en un mundo de constantes cambios, donde el estrés es prácticamente inevitable y en los niveles adecuados puede ser hasta necesario y positivo, ya que mejoran la respuesta del cuerpo a las diferentes situaciones desafiantes o de peligro que se nos presentan. Este también puede hacer que el organismo reaccione de modo negativo produciendo insomnio, dolores de cabeza, dificultades de concentración, problemas digestivos, aumento en el consumo del alcohol o de tabaco y, a largo plazo, a síntomas de depresión y estrés postraumático afectando a muchos órganos, entre los que se encuentra la piel y sus anexos como el pelo y las uñas.

¿Es normal la caída de cabello?

Por estos días muchas personas sienten su cabello debilitado, quebradizo y que la caída aumentó notablemente a la hora de lavarlo o de cepillarlo, por ejemplo. El aislamiento en casa y falta de libertad que todos estamos viviendo en esta cuarentena, pueden causar serios desequilibrios emocionales cuando no se sabe manejar y ser el detonante de serios problemas.

Una persona sin problemas capilares puede perder entre cincuenta y cien pelos cada día, eso es algo normal y en comparación con la cantidad total de cabellos de la cabeza (cerca de 150,000), la ausencia de estos pocos pelos ni siquiera es perceptible, los cuáles, además, están en un continuo y dinámico ciclo de crecimiento reemplazándose unos con otros.

Sin embargo, cuando la pérdida de cabello es mayor a esa cantidad, por ejemplo, cuando notas un exceso de cabellos al peinarte o lavar la cabeza, o si observas una pérdida de la densidad en una zona o a lo largo del cuero cabelludo son también señales de alerta que podría indicar una enfermedad oculta, y que requiere una evaluación oportuna y tratamiento médico adecuado.

CLL caida de cabello - estres

¿Qué debemos hacer para evitar la caída?

  1. Mejora tu rutina de cuidado capilar:
  • Lava todos los días el cuero cabelludo con un shampoo indicado para ti y utiliza agua fría para estimular la irrigación sanguínea.
  • Usa un acondicionador y un tónico acordes al estado de tu pelo y déjalos actuar durante varios minutos. Masajea suavemente para lograr un efecto sedante, favorecer la irrigación de los tejidos y facilitar la penetración de los productos.
  • Evita refregar el cabello durante el lavado o retorcerlo con la toalla durante el secado.
  • Desenrédalo con un cepillo de cerdas suaves. Este cepillo puede ser una gran opción ya que ayuda a desenredar fácilmente sin maltratar el pelo.
  • Aprovecha los días en casa para dejar a un lado el secador y la plancha y para descansar de las extensiones o los peinados apretados.
  1. Cuida tu alimentación:

Los nutrientes esenciales son los aminoácidos, las vitaminas del grupo B (carne, huevo, cereales) y la vitamina C (cítricos y otras frutas). Lo ideal es consumirlos todos los días, además de beber mucha agua. La zanahoria, las espinacas, la avena, el aguacate y las nueces son otros de los alimentos que no deberían faltar en tu dieta si te preocupa la caída del pelo.

      3. Cuida tu salud mental:

  • Duerme mínimo ocho horas diarias.
  • Haz ejercicio.
  • Si sale sol aprovecha en salir al balcón o subir a la azotea de casa y recibir por unos minutos los rayos que contienen vitamina D, bueno para tu piel y cabello.

Hay que tener en cuenta que al no ser el estrés la única causa de caída cabello, es importante nunca auto diagnosticarse, es importante descartar junto con un especialista el origen real de la caida del cabello. La buena noticia en caso el factor principal que lo origina sea el estrés, es que una vez superado el cabello volverá a crecer con normalidad.