A cuidarnos de las diarreas

La diarrea es un cambio en las evacuaciones intestinales que causa heces más blandas que la normal. Por lo general, son líquidas y en algunos casos puede venir acompañado de sangre, moco, pus y alimentos no digeridos.

¿Qué puede ocasionarla? Pues en su mayoría son producidas por infecciones de bacterias, parásitos o virus que se encuentran en el agua o algún alimento en mala condición que hayamos consumido; pueden llegar a causar deshidratación.

¿Cuáles son los síntomas?

Aunque el hecho fundamental es el aumento en el número de deposiciones y la disminución de la consistencia, no es infrecuente que se asocien otros síntomas como:

  • Presencia de fiebre
  • Intolerancia a la comida acompañada de náuseas y vómitos
  • Dolor abdominal

 Si la diarrea es muy cuantiosa puede aparecer deshidratación por pérdida excesiva de líquidos.

 ¿Cómo podemos evitarla? 

 La clave está en tener buenos hábitos de limpieza. 

  • Lávate las manos antes de consumir cualquier alimento y cuida tu higiene personal. 
  • Presta mucha atención a la procedencia del agua que consumes y mantenla aislada de cualquier fuente de contaminación. 
  • Lava bien los alimentos que consumes y no comas en locales no autorizados. 
  • Habilita un servicio de desagüe mejorado en tu hogar. 
  • Si crías aves, como gallinas o palomas, debes contar con un espacio adecuado especialmente acondicionados para ellos. 

 ¿Qué hacer si estás con diarrea? 

  • Primero hay que evitar la deshidratación, por lo que debes beber líquidos poco a poco durante todo el día y continúa con tus alimentos de forma habitual, pero en porciones menores durante todo el día. 
  • No consumas frituras ni menestras, pues aumentarán la frecuencia de las diarreas y el dolor abdominal. 
  • Si tu diarrea es muy frecuente, debes de tomar SUERO DE REHIDRATACIÓN ORAL, esto ayudará a reponer el agua y los electrolitos perdidos. 
  • En el caso de lactantes, no se debe de suspender la lactancia materna. 
  • Si se presentan complicaciones como pérdida de conocimiento, ojos hundidos, mucosa seca, reacciones lentas, vómitos recurrentes o fiebre por más de dos días, debes acudir a tu médico. 

 diarrea - mito